Espectáculo

Abinader afirma que la creación de empleos en RD le hace «bailar bien»

Santo Domingo, 17 nov .- El presidente Luis Abinader afirmó este lunes que la creación de empleos en el país en estos momentos de pandemia le pone «tan contento» que hasta logra «bailar bien», en alusión a los pasos de merengue que ejecutó durante la reapertura de un hotel ubicado en Bávaro, provincia La Altagracia.

«Mi esposa, Raquel, dice que bailo malo, pero cuando vi se abrían nuevas oportunidades de empleo me animé a bailar y creo que lo hice bien», bromeó el gobernante durante un diálogo que sostuvo con un grupo de ciudadanos, para exponer las acciones de su Gobierno durante los primeros 90 días de gestión.

Destacó que cada vez que los empresarios le dicen que reabrirán un establecimiento como los hoteles, él les garantiza su presencia y apoyo porque, apuntó, su Gobierno está empeñado en crear empleos con el propósito de que a finales de año los desempleados a causa del covid-19 sean unas 200,000 personas en comparación con las 700,000 que, aseguró, fueron suspendidas o despedidas al inicio de la pandemia.

«Hemos normalizado el sector agrícola, el industrial, las zonas francas; le hemos dado un apoyo extraordinario a las mipymes, ya que no quiero que una sola micro o pequeña empresa fracase en el país, porque en ese sector está la mayoría de los empleos», afirmó.

Anunció, además, que espera dar inicio a mediados del año venidero al programa de desarrollo turístico de Pedernales, donde espera crear en una primera parte al menos 5,000 empleos directos y otros 15,000 indirectos.

«El empleo es una prioridad para nuestro Gobierno; el funcionario que detenga un proyecto por incapacidad está cancelado y aquel que lo haga por corrupción irá a la cárcel», dijo Abinader, para agregar que «aquí se pararon cientos de miles de empleos por corrupción e incapacidad».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba